Hasta en los boliches se baila folklore

Es un hecho que los géneros musicales van mutando para renovarse o adaptarse al público, por eso, con artistas de gran trayectoria, analizamos las tendencias del género.

El folklore argentino tiene origen hispánico, con un aporte indígena enfocado en la zona del noroeste. Los instrumentos por excelencia son la guitarra, el violín y el bombo.

En estos últimos años, se pudo observar cómo comenzó a fusionarse con otros géneros, como el rock y la cumbia. Esta combinación no solo tiene que ver con mezclar melodías sino también con integrar instrumentos nuevos. Abel Pintos, Luciano Pereyra, Los Tekis y tantos otros artistas fueron precursores que comenzaron en este nuevo camino del folklore.

Hasta en los boliches se baila folklore

En Tucumán, es amplio el abanico de artistas que se anima a realizar este proceso. D' Pura Cepa es un grupo folclórico con una trayectoria de diez años, conformado por Juan Pablo Fernández, Amilcar Méndez Marras, Iván Fernández, Sebastián Vera, Fernando Sánchez y Julián Gayol. Inicialmente fue un grupo de folklore clásico y luego comenzó a incorporar teclado, kit de baterías, bajo y guitarra eléctrica. Actualmente, en sus shows ofrecen un repertorio muy variado, que incluye folklore tradicional, cumbia, cuarteto y rock nacional, entre otros, fusionado con melodías del género principal.

Si bien siempre estuvo el contacto con el folklore por influencias de sus familias, siendo más grandes se integraron en el género. Por ejemplo, Fernando, antes de estar en la banda, tocaba en un grupo de cumbia aunque su familia siempre estuvo inmersa entre chacareras y zambas.

Esta manera de incursionar en la combinación de géneros, comenzó por gusto y sobre todo por adaptarse a las tendencias. En los últimos años, pudimos observar cómo los repertorios de los folkloristas se fueron modificando. Esto se ve también en la concurrencia de los más jóvenes que buscan, en peñas y festivales, una buena opción para distenderse y compartir entre amigos.

Hasta en los boliches se baila folklore

En esa misma línea, Alma Huayna es un grupo conformado por Rodrigo Urueña, Alejandro Alaniz, Benjamin Trejo, Facundo Rodriguez, Ezequiel Medina y Maico Sosa. Se estableció en 2020 con la idea de reversionar el folklore y crear cosas nuevas. El nombre significa "alma joven" y la razón tiene que ver con la edad de sus integrantes, ya que el más chico tenía 13 años.

Todos sus integrantes tienen géneros preferidos muy diferentes y esto también colabora para que su material sea muy variado: "Al guitarrista le gusta la guaracha y el rock, al bajista la música del recuerdo, a mi hermano la cumbia, al violinista la música clásica; el otro cantante es fanático de Soda Stereo y a mí la cumbia villera y el rap", comenta Rodrigo, primera voz de la banda. Agrega que a partir de sus preferencias tratan de seleccionar algunas características para su material. 

Antes, El chamamé y la guaracha no gustaban pero, actualmente, hay gente que suele ir a boliches y si comienza a sonar Lázaro Caballero, con un chamamé bien pegado, lo bailan con toda la onda.

Ambas bandas coinciden en que no es un subgénero, ni un folklore alternativo, sino que es el folklore de siempre adaptándose a su público. Contrario a lo que piensa mucha gente, es para todas las edades y en Tucumán existe un gran número de músicos que velan por mantener viva esta tradición. D' Pura Cepa, Alma Huayna, y muchos artistas más, constantemente organizan peñas donde confluyen para poder mostrar sus talentos y su amor por la música.

Esta nota habla de:
Últimas noticias de Folklore
La tradición arraigada en la juventud: la música como puente generacional
Actualidad

La tradición arraigada en la juventud: la música como puente generacional

Cómo los jóvenes tucumanos adoptan cada vez más las tradiciones nacionales.
El Chaqueño Palavecino cantó entre jóvenes tucumanos
Actualidad

El Chaqueño Palavecino cantó entre jóvenes tucumanos

La peña "La Escondida" es conocida por ser un centro donde los jóvenes, el folklore y las buenas vibras hacen de cada noche, un momento especial.
Nuestras recomendaciones